Jalea real

colmena

Cuando los antepasados del hombre se alzaron y dieron sus primeros pasos, las abejas ya tenían poblado el planeta desde hacía 40 millones de años. Habían favorecido la fecundación de infinidad de especies vegetales y alimentado a buena parte de los animales. La humanidad aprendió a obtener los bienes que estos insectos le ofrecían y más tarde los domesticó dándoles cobijo.

En el siglo XVII, un holandés apellidado Schwmerdan observó perplejo un desarrollo desmesurado de las larvas de abeja durante sus primeros días de vida. Descubrió su curioso ciclo alimentario y en sus conclusiones hizo responsable de este rápido crecimiento a la jalea real, alimentación exclusiva durante sus primeros días de vida. En años posteriores, otros investigadores, dotados de mejor ciencia e instrumentos, constataron que este crecer acelerado era causado también por factores ajenos a su alimentación, como por ejemplo, su corto ciclo de existencia. Pero fueron aquellas primeras investigaciones las que abrieron las puertas al mundo de las abejas, a los productos que las abejas elaboran y a las aplicaciones de estos productos en dietética.

Las larvas de obreras y zánganos son alimentados con jalea real desde la eclosión del huevo hasta su tercer día. La larva de reina lo es a lo largo de toda su vida. Las diferencias de alimentación entre la reina y las obreras abre un abismo entre la longevidad y funciones de una y otras. Es decir, partiendo de huevos idénticos en sus características, la reina nace a los 15 días desde el inicio de su estado larvario, mientras obreras y zánganos lo hacen a los 21. Ya siendo adulta, la reina tendrá una vida fecunda a lo largo de la que llegará a poner en torno al millón de huevos (2.000 a 3.000 diarios, varias veces su propio peso) y de la que disfrutará hasta 5 o 6 años. Las obreras, sin embargo, alcanzarán en condiciones normales su labor 50 días de vida y esterilidad. En caso de muerte de la reina, sin sucesora inmediata, la alimentación con jalea real fertilizará a una obrera joven, dotándole de la capacidad reproductora durante el período en que una nueva reina tarde en nacer.

La jalea real es depositada en las celdillas por las abejas nodrizas, especialmente en las celdillas reales, donde al tercer o cuarto día desde la eclosión del huevo se obtendrá la mejor y mayor cantidad.

Composición de la jalea real: Aprobada por autoridades internacionales especialistas en la materia, la jalea real ha sido descubierta conteniendo vitamina A1, B1, B2, B6, B12, C, D, E, ácido fólico, ácido panthothénico, nicotinamida, minerales, 4 clases de saccharides y 9 clases de aminoácidos.

El biólogo americano M. Whilson afirma que la influencia de la jalea real en la salud, en el sexo y en la prolongación de la vida del ser humano no tiene parangón con nada conocido. Los doctores Troizky, Nisov y Lupatchev, del Instituto Médico de Riazan, dicen que la jalea real actúa sobre el organismo humano como estimulante: mejora del estado general, aparece cierto vigor y la capacidad de trabajo físico e intelectual aumenta, así como el buen humor y el optimismo.

El Dr. YoshinobuTokuda, japonés, y sus colegas alemanes, creen que la jalea real actúa sobre las funciones centrales del sistema nervioso, previniendo el envejecimiento, y ayuda a la recuperación en las personas de edad avanzada, mejorando incluso su vista y memoria.

El doctor suizo Egger asegura que la jalea real actúa de forma capital en la lucha contra la arteriosclerosis, el mayor azote de los países civilizados. En los enfermos que padecen arteriosclerosis con síndrome hipotónico, la jalea real tiene una acción estimulante y tonificante, con mejora del estado general, disminución de las reacciones vasculares y regulación de la presión sanguínea.

PRESENTACIONES COMERCIALES

En la actualidad existe una infinita gama de productos que usan la Jalea real y cada vez adquiere más importancia debido a sus valiosas propiedades terapéuticas.

Te las ofrecemos en tres formas básicas de presentación:

  1. Jalea Real fresca (20 gramos).
  2. Cápsulas de Jalea Real liofilizada (125 perlas).
  3. Ampollas de Jalea Real.

Conócelas!